Agencia Universitaria de Periodismo Científico

Aves en el Valle:

Aumenta la "Lista roja"

Colombia posee el mayor número de especies de aves a nivel mundial. Sin embargo, el hombre está ocasionando la extinción de especies muy valiosas.

Algunas entidades han tomado medidas en el asunto, adelantando campañas de reforestación de tierras y patrullajes para evitar la venta ilícita de animales.

Silvana Espinosa G.
AUPEC

De las 1686 especies de aves que hay en el territorio colombiano, alrededor de 725 se encontraban en el departamento del Valle del Cauca. De estas, 40 se han extinguido localmente, por lo cual se han incluido en la denominada "Lista Roja".

Aves tan conocidas como algunas cigueñas, el Coclí, el Rey de los gallinazos, turpiales y toches ya no existen en el Valle del Cauca.

Otras 60 especies están en vías de desaparición o se teme por su supervivencia y se han agrupado en la llamada "Lista Azul", para alertar del peligro que las amenaza.

Si no se toman medidas correctivas a tiempo, desaparecerán, en muy corto plazo, algunas garzas, perdices, palomas, torcazas, buhos, colibríes, compases, pájaros carpinteros, gallos de roca y mirlas.

En situación similar se encuentran varias especies de patos, águilas, halcones, pavas y pavones, loras y pericos, tucanes, azulejos y gorriones.

Tal panorama se presenta a pesar de que el departamento hace parte de la vertiente del Pacífico, considerada como una de las regiones de mayor diversidad biológica en el mundo y en la que se encuentran, además, 50 especies endémicas; se considera que una especie de ave es endémica cuando su área total de distribución es menor a cincuenta mil kilómetros cuadrados.

El reporte de las especies de aves que se extinguieron o están en peligro, hace parte de la investigación realizada por Humberto Alvarez y Manuel Giraldo, profesores del Area de Zoología, de la Universidad del Valle, y Gustavo Kattan, del Instituto Vallecaucano de Investigaciones Científicas, INCIVA. El estudio, iniciado hace 3 años, tuvo por objeto comparar la abundancia y diversidad de aves en el departamento, con los primeros inventarios que sobre la avifauna realizó en el Valle del Cauca, en 1917, el científico Frank Chapman.

El trabajo de campo de los investigadores se realizó, por una parte, en el valle del río Cauca, conocido como el Valle Geográfico, limitado por las cordilleras Occidental y Central. Igualmente se llevaron a cabo observaciones en la cordillera occidental, específicamente al occidente de la ciudad de Cali.

Veintisiete de las cuarenta especies consignadas en la "Lista roja", es decir que ya desaparecieron de la región, corresponden al Valle Geográfico. Su extinción se debe especialmente a la destrucción de sus habitats.

Por otra parte, en la región de la cordilleras predominan las aves que conforman la "Lista Azul", o sea que están en vías de extinción.

Las principales causas

De acuerdo con el estudio, la principal causa de extinción de aves en el Valle Geográfico es la degradación de los ecosistemas acuáticos, es decir, hay menor cantidad de tierras bañadas por ríos. Luis Germán Naranjo, profesor de Zoología, de la Universidad del Valle, encontró que en 1987 el hábitat conformado por lagunas y ciénagas se había reducido a sólo 1879 hectáreas, correspondientes tan sólo al 12.29% de la extensión original.

Humberto Alvarez manifiesta que en el caso del río Cauca las obras de ingeniería como la represa de Salvajina, por ejemplo, han contribuido a la desecación de la zona, ya que al regular el caudal del río disminuye el número de tierras inundadas permanentemente por sus aguas.

Otras causas de la desecación de las tierras son los canales de drenaje, que retornan las aguas de terrenos inundados al río; así mismo los "jarillones", amontonamiento de tierra que forman una barrera para evitar las inundaciones. Esta serie de técnicas tienen repercusiones en las condiciones de vida de las aves acuáticas propias de la región.

El estudio demostró que la persecución de aves rapaces y la deforestación, figuran entre las principales causas de la desaparición de las especies en el Valle Geográfico.

Sobre la Cordillera Occidental, específicamente al occidente de Cali, la deforestación y su efecto en el deterioro de los ríos es la principal causa de la desaparición de las aves. Influye también la persecución por cazadores (12%) y traficantes (5%). Por último, La colonización y la abundancia de fincas de recreo en las laderas de las cordilleras se constituyen en otra amenaza para las aves que allí habitan.

Medidas de protección

Ante el peligro de extinción de tantas especies la Corporación Regional del Valle del Cauca, CVC, adelanta programas de reforestación y manejo de cuencas, que a pesar de que no cambiarían las condiciones de desecación en el Valle geográfico, protegerían en cambio muchas zonas amenazadas por el mismo factor.

La Asociación Defensora de Animales, Adavalle, controla el comercio ilícito de aves. Hace patrullajes dos veces al mes en galerías y zonas comerciales con el fin de detectar los vendedores, denunciarlos y recuperar los especímenes.

Humberto Alvarez expresa que con la implementación de Parques Naturales en el país, se está haciendo un esfuerzo para garantizar la supervivencia de muchas especies, pero es indispensable fortalecer los programas de conservación y manejo de recursos naturales que llevan a cabo entidades como el Inderena, y la CVC.

Un aspecto importante a tener en cuenta al realizar programas de conservación, dicen los investigadores, es el de estudiar la historia natural de las especies en peligro, es decir, conocer su distribución geográfica, su proceso de crecimiento, las épocas de apareamiento, clase de alimentación, entre otros. De esta manera será posible identificar los principales factores que hacen peligrar la supervivencia de las especies.

Los docentes proponen que esta clase de investigaciones se extienda a otras regiones del país, con el propósito de actualizar el inventario de aves y prevenir así el final de muchas otras especies. "La desaparición de cualquier especie es una pérdida definitiva para el potencial de la experiencia humana. Además, si el ambiente es inhóspito para una especie también lo será para nosotros en alguna medida, así que toda extinción indica un deterioro de nuestro medio y, por lo tanto, debe ser motivo de preocupación", concluye Humberto Alvarez.



La página de AUPEC es diseñada por
Fernando Prieto B./feprieto@mafalda.univalle.edu.co


© Se permite la reproducción total o parcial de este material, siempre y cuando se cite la fuente original