En ciencia y tecnología
DESALENTADOR FUTURO PARA COLOMBIA

Para el próximo siglo el capital más importante y el motor del desarrollo social e individual, será  el conocimiento

En este momento, la educación es indispensable para competir en el mercado internacional y la ciencia y la tecnología son sus componentes esenciales; de tal forma que sin invertir, integralmente, en el conocimiento, no tenemos alternativas esperanzadoras.

Como país, para hacer negocios provechosos, con las transnacionales, es necesario tener una comunidad bien preparada, de lo contrario tendremos que aceptar las condiciones que deseen imponernos.

A pesar de la importancia ascendente que va tomando el conocimiento, en Colombia, parece que el Gobierno Nacional no es consciente de esta realidad. Si bien es cierto que el Estado asignó prioridad a la ciencia y la tecnología como factores de transformación social; particularmente desde 1994 se han realizado esfuerzos para desarrollar y fortalecer la capacidad nacional en ciencia y tecnología, especialmente en investigación; formación de recursos humanos, consolidación de la comunidad científica; innovación, avance tecnológico, regionalización y funcionamiento del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología; para lo cual se decidió darle solidez a la base financiera y presupuestal de Colciencias

Es importante resaltar que los recursos de inversión que ha obtenido Colciencias se constituyen en el eje principal para el funcionamiento del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología.

A partir de 1995 se logró un incremento significativo de la inversión en actividades científicas y tecnológicas, pero frente al déficit fiscal, para 1999 el Departamento Nacional de Planeación asignó una partida considerablemente insuficiente frente a las necesidades para cumplir las metas de los programas de ciencia y tecnología. Es claro que a mediano y largo plazo la infraestructura y solidez del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología está seriamente comprometida, si no se realiza un esfuerzo continuo en mantener el funcionamiento del mismo, en todos los programas y estrategias en los cuales Colciencias, como secretaría técnica lidera la actividades de ciencia y tecnología a nivel nacional; además parece que el Departamento Nacional de Planeación , en su actual plan de desarrollo ¨Cambio para construir la paz 1998 2002¨, solo le dedica dos páginas a la ciencia y la tecnología, dentro del capítulo de ¨ las exportaciones como motor de crecimiento¨.

Esta inconsistencia estatal se refleja en el recorte presupuestal a Colciencias, que es la principal fuente de financiamiento de la actividad científica nacional, y, además, hace la labor de secretaría técnica del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología en Colombia S.N.C&T- del cual hacen parte institutos, universidades y ONG´s, entre otros

El presupuesto proyectado de Colciencias, para 1999, fue de 163.000 millones, pero Planeación Nacional sólo le asignó 38.000 millones, equivalentes a una cuarta parte.

La inversión en ciencia y tecnología no puede ser por discontinua, esporádica. Porque para desfortalecer a Colciencias no es necesario un decreto o una ley. Dejarla sin los recursos necesarios para alcanzar sus metas es otra manera de liquidarla; dice Luis Fernando Castro Ramírez, actual decano asociado de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle y anterior Subdirector de Programas de Desarrollo y Tecnología de Colciencias.

Definitivamente la educación de un país no progresa, no avanza, si no se invierte en ciencia y tecnología, explica Castro Ramírez. Luego agrega; la ciencia y la tecnología generan bienestar, de tal manera que si no se invierte lo suficiente es este campo viviremos un retroceso social y seremos no un país en vía de desarrollo, si no en vía de desaparecer.

La inversión del Estado Colombiano, en ciencia y tecnología, es similar a la de los países centroamericanos que poseen menos recursos. Hemos llegado a niveles tan bajos, en este aspecto, sostiene el catedrático, que la inversión en ciencia y tecnología es inferior a la de cualquier universidad norteamericana y totalmente irrisoria si se compara con la Universidad de Harvard o MIT.

El país debe hacer un gran esfuerzo si quiere tener los científicos requeridos y si existe la decisión política de formar al menos dos mil investigadores por año, sólo en el año 2016 llegaríamos a tener los investigadores que el país requiere, de acuerdo con la relación población activa/investigadores.

Es necesario que el Estado Colombiano aumente el presupuesto para ciencia y tecnología, pues el conocimiento produce desarrollo, bienestar, genera empleo, innovación y aumento de la producción, permitiéndonos ser más competitivos.y equitativos.

La falta de desarrollo en el conocimiento produce desequilibrio social e inseguridad, de tal manera que una de las formas de lograr la paz en mejorando la educación y para ello se requiere aumentar la inversión en todos los aspectos, especialmente en investigación, explica el docente del Departamento de Física.
 

En la Universidad de Valle

La Universidad del Valle es una de las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología  que más proyectos de investigación adelanta y una de las que más científicos de excelencia tiene en el país, pero por la crisis que recientemente afectó la institución, muchos de los proyectos de  investigación se pueden estar desacelerando.

Por otra parte, la falta de recursos en instituciones financiadoras del Estado, como por ejemplo Colciencias y la falta de credibilidad en la Universidad, por lo que acaeció últimamente, han hecho que el ritmo del trabajo investigativo disminuya por falta de recursos financieros incluso se corre el riesgo de que los dineros que hasta hace poco nos inyectaban las instituciones internacionales se pueden desviar hacia otras instituciones.

Varios de los grupos de investigación han sentido el impacto de la recesión financiera y esto repercute, de muchas formas, especialmente entre los estudiantes de pregrado,  maestrías y doctorados, que están involucrados en esos grupos y que constituyen el futuro, el relevo generacional de los investigadores y los futuros formadores de las próximas generaciones; lo que repercute en el desarrollo de la región y el país, de cara al próximo milenio.

Para solucionar, en parte, este problema, la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle está estudiando, por un lado, la reestructuración del Estatuto de Investigaciones y vislumbrando estrategias ágiles entre la comunidad académica para aminorar el impacto de la reciente crisis.

Se busca con esto, fortalecer los grupos de investigación existentes en la Universidad, los cuales son soporte de los programas de formación avanzada y como vislumbrar investigaciones estratégicas especialmente útiles para el desarrollo regional; así como realizar alianzas vitales entre grupos de excelencia consolidados y en vía de formación, para que se fortalezca como un todo el proceso, concluyó el profesor Luis Fernando Castro Ramírez
 

Mayor información: Profesor Luis Fernando Castro Ramírez, Vicedecano Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle, Cali - Colombia.  E-mail lfcastro@calima.univalle.edu.co


© Se permite la reproducción total o parcial de este material, siempre y cuando se cite a AUPEC como fuente original


Para mayor información acerca del tema tratado en este artículo, escríbanos a aupec@mafalda.univalle.edu.co


HOME PAGE