En ciencia y tecnología
DESALENTADOR FUTURO PARA COLOMBIA

Para el próximo siglo el capital más importante y el motor del desarrollo social e individual, será  el conocimiento

En este momento, la educación es indispensable para competir en el mercado internacional y la ciencia y la tecnología son sus componentes esenciales; de tal forma que sin invertir, integralmente, en el conocimiento, no tenemos alternativas esperanzadoras.

Como país, para hacer negocios provechosos, con las transnacionales, es necesario tener una comunidad bien preparada, de lo contrario tendremos que aceptar las condiciones que deseen imponernos.

A pesar de la importancia ascendente que va tomando el conocimiento, en Colombia, parece que el Gobierno Nacional no es consciente de esta realidad. Si bien es cierto que el Estado asignó prioridad a la ciencia y la tecnología como factores de transformación social; particularmente desde 1994 se han realizado esfuerzos para desarrollar y fortalecer la capacidad nacional en ciencia y tecnología, especialmente en investigación; formación de recursos humanos, consolidación de la comunidad científica; innovación, avance tecnológico, regionalización y funcionamiento del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología; para lo cual se decidió darle solidez a la base financiera y presupuestal de Colciencias

Es importante resaltar que los recursos de inversión que ha obtenido Colciencias se constituyen en el eje principal para el funcionamiento del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología.

A partir de 1995 se logró un incremento significativo de la inversión en actividades científicas y tecnológicas, pero frente al déficit fiscal, para 1999 el Departamento Nacional de Planeación asignó una partida considerablemente insuficiente frente a las necesidade