RECOMENDACIONES DE EXPERTOS PARA VENCER LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN

šEs esencial separar a la víctima de la enfermedad, colocando a un lado la anorexia o la bulimia y en otro a la persona con toda su individualidad. Lo hacemos para que la persona comprenda que ella no es la enfermedad; que la enfermedad es una imposición, un parásito que se alberga en ella. La víctima no es la anorexia o la bulimiaš. 119

Las recomendaciones escritas a continuación han sido extractadas de los libros "Hambre a la moda" de la psicóloga Mary Phiper; "Alerta!, Anorexia y Bulimia" de la psicóloga Peggy Claude -Pierre; "Anorexia y Bulimia" de la psicóloga Julia Buckroyd y "Vencer la Anorexia y la Bulimia" de Marianne Apostolides.

Estos textos son idóneos porque sus autoras han tenido mucho éxito en la recuperación de personas afectadas por la anorexia y la bulimia, además que se encuentran en las principales librerias del país y pueden ser adquiridos por las personas interesadas.

Es importante reproducir textualmente a estas autoras expertas en trastornos alimentarios porque sus consejos pueden orientar a personas que sospechen padecer de anorexia o de bulimia o que crean lo mismo de algún amigo o familiar. En caso de confirmarse esas sospechas se recomienda acudir con profesionales en las áreas de la medicina y de la psicoterapia que puedan ofrecer ayuda especializada al respecto.

Consejos a los padres para evitar que se desarrolle un trastorno de la alimentación en sus hijos

Otros consejos a los padres para ayudar a prevenir un trastorno de la alimentación en sus hijos

Consejos específicos para los padres

Consejos para las mujeres que luchan contra la anorexia
Formas en que una mujer afectada por un trastorno alimentario puede autoayudarse
Sugerencias para luchar contra la bulimia
Sugerencias para evitar el círculo vicioso del atracón
Sugerencias para sentirse bien con su propio cuerpo

CONSEJOS A LOS PADRES PARA EVITAR QUE SE DESARROLLE UN TRASTORNO DE LA ALIMENTACION EN SUS HIJOS

Extractados del libro "Hambre a la moda" de Mary Phiper. 120

1. Restad importancia a la apariencia física a la hora de describiros a vosotros mismos, a vuestros hijos o a los demás.

2. No convirtáis la comida y el peso en una cuestión moral. No uséis nunca la comida como recompensa o como castigo.

3. Insistid en que vuestros hijos hagan ejercicio al menos cinco veces por semana. El mejor método para incitarles es hacerlo vosotros mismos.

4. Dad a vuestros hijos el regalo de vuestra compañía, en vez de dulces.

5. No pongáis a vuestros hijos a dieta. Comprad y servidles comidas saludables y enseñadles unos hábitos alimenticios sanos.

6. Cenad en familia varias noches por semana. Todos pueden ayudar a preparar la comida que debe ser simple y nutritiva. Durante esas comidas, apagad la televisión y no contestéis al teléfono.

7. Planead diversiones familiares que no estén asociadas a la comida. A la mayoría de los niños les encanta salir al aire libre y hacer actividades que requieren esfuerzo físico.

8. Limitadles a vuestros hijos las horas de televisión. La televisión promueve estilos de vida sedentarios, el aparentismo y la comida basura.

9. Limitad el acceso de vuestros hijos a medios de comunicación que sugieren que la apariencia es la cualidad más importante de las personas. Discutid los estereotipos de los medios acerca de los obesos y de la belleza con vuestros hijos.

10. Enseñad a vuestros hijos a ser buenos consumidores, incluido un sano escepticismo acerca de la publicidad.

Volver al índice


CONSEJOS A LOS PADRES PARA EVITAR QUE SE DESARROLLE UN TRASTORNO DE LA ALIMENTACION EN SUS HIJOS

Extractados del libro "Alerta, Anorexia y Bulimia!" de Peggy Claude-Pierre. 121

La psicóloga Peggy Claude-Pierre cree que evitar que se desarrolle un trastorno de la alimentación puede ser imposible. Sin embargo, existen algunas precauciones que los padres pueden tomar con sus hijos o hijas con predisposición al Síndrome de Negatividad Confirmada -SNC-, para ella la causa subyacente o de fondo en todo trastorno alimentario.Ir teorías

1. Insistir en que los niños deben ser niños: "Nuestros hijos no son -ni deben ser- nuestros mejores amigos, terapeutas o nuestros consejeros matrimoniales. La persona con una predisposición al SNC tratará de arreglar cualquier problema que perciba y de calmar el dolor de sus padres. Al hacerlo, puede dejar de lado sus propias necesidades de desarrollo personal y en su mente puede adoptar la posición de un terapeuta. Parece un tópico, pero es fundamental que nuestros niños sean niños".

2. Buscar ayuda externa para los problemas familiares: "Una persona vulnerable que padece el SNC usará los problemas familiares para alimentar su mente negativa. Aunque estos disparadores pueden no dar origen a un trastorno de la alimentación, aumentan la angustia de la víctima e impiden el progreso de la recuperación. Son un combustible que se añade al fuego que consume a la víctima".

3. Alentar al hijo a que acepte la imperfección: "Si enseñamos a los niños con predisposición al SNC que la niñez y la adolescencia son necesariamente etapas de ensayo y error, les ayudaremos a superar un poco sus sentimientos de necesidad de perfección y de excesiva responsabilidad".

4. Establezca límites respetuosos: "Los niños extremadamente sensibles se benefician de vivir en contextos en los que los adultos han establecido reglas razonables en lugar de decidir todo colectivamente. Los padres de niños con predisposición al SNC deben ser conscientes de que sus hijos necesitan la seguridad que da la autoridad respetuosa de los adultos".

5. Poner los problemas en perspectiva : "Dado que el niño con predisposición al SNC es muy sensible a los traumas y a las crisis, es importante no hacer grandes dramas de pequeños problemas. Los padres pueden aclarar a sus hijos que los inconvenientes que se presentan en la vida son sólo inconvenientes. Converse con su hijo acerca de los medios de comunicación y de la utilización que hacen de la negatividad para atraer nuestra atención".

6. Ayude a su hijo a enfrentarse a los problemas de la vida: "Si encaramos los problemas con optimismo, esperanza y objetividad, el niño con predisposición al SNC tendrá menos consecuencias negativas que si queda convencido de que todo está mal y que la vida está acechando para atraparlo".

7. Intervenir cuando su hijo se desvaloriza: "No deje que su hijo generalice incidentes específicos hasta convertirlos en una ofensa general en su contra ("Siempre arruino todo"). "Aliéntelo a centrarse en las cosas positivas en lugar de flagelarse por fallas ficticias o reales".

8. Aliente a su hijo para que explore sus propios intereses: "Si un niño con predisposición al SNC muestra interés por un tema determinado, es importante que los padres trabajen con moderación sobre ese interés, sin dar al joven la idea de que tienen expectativas de que sus logros lleguen a un determinado nivel. Es bueno decirle: 'Está muy bien como eres'. Es importante estar atentos cuando observamos que los niños se preocupan demasiado por complacernos y se olvidan de su propio placer".

 

Volver al índice


CONSEJOS ESPECIFICOS PARA LOS PADRES

Extractados del libro "Vencer la Anorexia y la Bulimia" de Marianne Apostolides. 122

- Escuchad a quien haya notado señales de un trastorno de la alimentación en vuestra hija. Es fácil descartar las preocupaciones de otra persona, sobre todo si no se han notado las señales o se ha tenido miedo de actuar. Pero, por el bién de vuestra hija, utilizad las observaciones de esa otra persona como estímulo para buscar las señales vosotros mismos y hacer algo al respecto.

- Preguntaos si le estáis transmitiendo a vuestra hija vuestra manera de comer y de considerar el cuerpo: siguiendo un régimen, haciendo comentarios sobre el peso de otras personas, etcétera. No se trata de que os sintáis culpables del trastorno de la alimentación de vuestra hija; sólo os pido que seáis conscientes de vuestra propia relación con el cuerpo y la comida.

- Pedid a personas a quienes vuestra hija admire y en quienes confíe que hablen con ella. A veces, un consejero o un pariente más mayor puede llegar hasta la adolescente de una manera en que vosotros no podéis. La relación que tenéis con vuestra hija es posible que esté cargada de rabia o de miedo; la relación que vuestra hija tiene con un consejero, por lo general, está llena de sentimientos positivos. Los padres podréis utilizar este recurso para ayudar a vuestra hija.

- Acudid a un terapeuta familiar con vuestra hija y otros miembros de la familia. Os proporcionará un espacio seguro donde podréis hablar de temas que quizá no os atrevéis a abordar sin un profesional que actúe como mediador, conciliador y guía. Quiero recalcar que la terapia familiar no consiste en culpar a los padres, sino en establecer una dinámica más saludable para toda la familia.

- Iniciad una terapia individual si eso es lo que recomienda el terapeuta familiar.

- Aliviad parte de la preocupación, la rabia, la tristeza y otras emociones relacionadas con el comportamiento de vuestra hija entrando en un grupo de apoyo para padres con hijos que sufren trastornos de la alimentación. Por vuestra propia salud y por la de vuestra hija, necesitáis hacer frente a las emociones que su trastorno de la alimentación crea en vosotros.

-Debéis darle tiempo al terapeuta y al médico, si es necesario, para que traten a vuestra hija. Ella no necesita presión, lo que necesita es apoyo, espacio, tiempo y amor para poder avanzar a través de su propio proceso de curación. Ese proceso es arduo, frustrante y lleno de tristeza, pero es el único camino hacia la libertad.

Volver al índice


CONSEJOS PARA LAS MUJERES QUE LUCHAN CONTRA LA ANOREXIA

Extractados del libro "Hambre a la moda"de Mary Phiper. 123

Los siguientes consejos son los recomendados por la psicóloga Mary Phiper para lasmujeres que luchan contra la anorexia. Como las mujeres adolescentes son las más afectadas por la anorexia la doctora Phiper escribió sus consejos dirigidos a ellas, pero quitándoles pequeños detalles terminan siendo consejos unisex.

1. Busca a un terapeuta o un doctor con experiencia de los problemas médicos de la mujer anoréxica. Los libros de autoayuda no pueden sustituir a la ayuda profesional para luchar contra la anorexia.

2. No hagas dietas, no te saltes comidas ni te peses. Evita los libros de dietas y deja de contar las calorías. Evita las revistas, programas de televisión o clases de ejercicio físico que se centren en la importancia de estar delgada.

3. Únete a un grupo de ayuda para anoréxicas. Encontrarás buenos consejos, experiencias y apoyo.

4. Ponle límites razonables al ejercicio físico. Si eres bailarina, gimnasta, atleta o haces cualquier otra actividad que te exija estar delgada como parte de tu forma de vida, presta especial atención al mantenimiento de hábitos alimenticios saludables.

5. Abandona tu tendencia al perfeccionismo. Busca oportunidades para ser menos estricta y crítica contigo misma. Equivocarse no es malo.

6. No dejes que tu peso y la apariencia sean los asuntos principales de tu vida. Busca una causa en la que creer, una afición o una actividad que te guste. Cuanto más capaz seas de diversificar tus intereses, mejor te sentirás contigo misma y menos te centrarás exclusivamente en no comer.

7. Aprende a sufrir tu dolor y habla acerca de tus sentimientos. Aprender a identificar y valorar tus propios sentimientos, pensamientos y objetivos te ayudará a vencer la actitud de autonegación que caracteriza a las anoréxicas.

8. Aprende a ser más firme a la hora de satisfacer tus necesidades. Hay una gran diferencia entre cuidarse y ser egoísta. Los cursos de afirmación personal o hablar en público pueden ayudarte a hacerles saber a los demás lo que quieres y lo que necesitas.

9. Sigue un diario de lo que sientes acerca de ti misma, tus hábitos alimenticios y los sucesos cotidianos. Úsalo para aprender a desarrollar tus propios sentimientos y pensamientos, en vez de depender de los demás.

10. Comienza a valorarte por otros atributos al margen de la apariencia. Haz una lista de tus éxitos y tus logros, sin que te importe que, al principio, sean muy modestos.

Volver al índice


LISTA DE CRITERIOS PARA LAS FORMAS EN QUE UNA MUJER AFECTADA DE UN TRASTORNO ALIMENTARIO PUEDE AYUDARSE A SI MISMA

Extractada del libro "Anorexia y Bulimia"de la psicóloga Julia Buckroyd. 124

1. Para empezar, debes estar dispuesta a admitir que tienes un problema. Eso normalmente es más facil para una bulímica que para una anoréxica. La mayoría de las bulímicas no disfrutan en absoluto de su manera de comer y odian el proceso del atracón y el vómito. La mayoría de las anoréxicas son reacias a reconocer que hay un problema porque su privación de la comida les resulta mas gratificante psicológicamente.

2. Debes estar dispuesta a empezar a trabajar para renunciar al mal uso de la comida. Es poco realista suponer que una anoréxica o bulímica está un 100% o incluso un 75% dispuesta a hacerlo, pero debe estar un 51%. Es importante, al menos durante una parte importante del tiempo, estar más a favor que en contra. Es probable que cualquier recuperación tenga retrocesos y retrasos, pero un deseo básico de recuperarse te ayudará a superar esos contratiempos.

3. Debes estar dispuesta a mantener el peso que tienes ahora y procurar no perder más mientras estás intentando recuperarte. Si tu peso es peligrosamente bajo, no podrás emprender un programa de recuperación sola. Tanto médica como psicológicamente, serás incapaz de hacerlo y necesitarás ayuda profesional. Sin embargo, si tu peso es bajo sin ser peligroso, o si es normal, se puede pensar ahora en iniciar un programa de recuperación si tú estás de acuerdo en no perder más peso. Si eso resulta imposible, entonces necesitas ayuda profesional.

4. Necesitas mucho apoyo. Lo ideal es que tu familia esté dispuesta a ayudarte práctica y psicológicamente. En una situación perfecta te será de enorme ayuda que tu familia y tú podáis pensar juntos en la contribución de la dinámica de la familia a tu enfermedad. Sin embargo, no muchas personas tienen la bendición de contar con una familia que pueda aprovechar la oportunidad ofrecida por la enfermedad de uno de sus miembros para crecer y desarrollarse como persona. Entre los que pueden hacerlo, la mayoría se beneficiará de la ayuda profesional. Sin embargo, no descartes a tu familia rápidamente como ayuda potencial. Pero si no tienes y no puedes conseguir ninguna forma de apoyo -familiares, amigos, pareja, profesores, etc- pienso que es poco realista creer que podrás curarte del todo por tu cuenta. Para empezar, lo más probable es que hayas desarrollado un trastorno de la alimentación porque estás emocionalmente sola. Para salir necesitas la ayuda de alguien. Si no tienes a nadie a mano, piensa en buscar ayuda profesional.

5. La autoayuda es una opción más realista, aun con apoyo, si no tienes otros problemas psicológicos importantes. Si estás muy deprimida, si te dañas cortándote o hiriéndote, si también tienes problemas con las drogas o el alcohol, si eres una gastadora o jugadora compulsiva, entonces necesitas ayuda de profesionales. Poner orden sola en tantas cosas es quizá pedirte demasiado.

Volver al índice


SUGERENCIAS PARA LUCHAR CONTRA LA BULIMIA

Extractadas del libro "Hambre a la moda"de Mary Phiper, 125

1. Deja de intentar perder peso.

2. Trata de comer de forma saludable, comidas normales.

3. Controla el comer mediante los controles internos o con la ayuda de un grupo de apoyo que te ayude a estructurar tu alimentación

4. Únete a un grupo de apoyo a las bulímicas.

5. Dispone de períodos de tranquilidad cada día.

6. Habla de tus sentimientos con alguien en quien confíes.

7. Lucha contra la depresión y el perfeccionismo con las nuevas maneras de pensar.

8. Sé más consciente del modo como la cultura afecta a tu salud mental.

9. Desarrolla un programa de bienestar personal que incluya ejercicio, una buena nutrición y la lucha contra el estrés.

10. Búscate nuevas recompensas.

11. Encuentra algo que te divierta cada día.

12. Busca una buena terapeuta.

Volver al índice


SUGERENCIAS PARA EVITAR EL CIRCULO VICIOSO DEL HAMBRE/ATRACON

Extractadas del libro "Hambre a la moda" de Mary Phiper. 126

1. No sigas una dieta.

2. Aprende los fundamentos de la nutrición. Lee las etiquetas antes de comprar los productos y elige tu compra cuidadosamente. Haz tres comidas al día y, si tienes hambre entre comidas, toma tentempiés saludables.

3. Escribe una historia de tus intentos por conseguir perder peso, y haz una lista de los "efectos colaterales" que esos esfuerzos han tenido en tu vida.

4. Haz otra lista de los cambios positivos que harías en tu vida para sentirte con mayor confianza y más feliz. Reflexiona acerca del hecho de que tu preocupación por el peso te ha hecho más difícil conseguir tus objetivos vitales.

5. No escuches a los demás cuando hablan de dietas y de peso. La ansiedad es contagiosa.

6. Muévete siempre que puedas. Esto no sólo incluye hacer ejercicio, sino también escoger el paseo al carro o bus siempre que se tenga la oportunidad de hacerlo. Busca hacer ejercicio, en vez de pretender dejar de comer. Por ejemplo, sube las escaleras a pie, en vez de usar ascensor.

7. No compres ropas demasiado pequeñas con la confianza de que puedas escoger ponértelas. Eso es predisponerte para el fracaso y la decepción.

8. No seas aparentista respecto a los demás. Haz lo que esté en tu mano para romper nuestra obsesión nacional con la apariencia física. No hagas comentarios o formules juicios aparentistas respecto de los demás.

9. No dejes que la inseguridad acerca de tu aspecto sea la excusa para evitar hacer lo que deseas hacer. Por ejemplo, ve a nadar hoy, no cuando hayas perdido 4 kg. Ensaya una obra de teatro. No aguardes a ese momento mítico del futuro en el que estarás delgada, ni pospongas actividades hasta que estés delgada. Es importante que seas una persona útil y productiva ahora, en el presente.

Volver al índice


SUGERENCIAS PARA SENTIRSE BIEN CON SU PROPIO CUERPO

Extractadas del libro "Hambre a la moda" de Mary Phiper, 127

Los siguientes consejos fueron convertidos en generales para hombre y mujer sin cambiarles su contenido o recomendaciones.

1. Cuando te miras al espejo, asegúrate de percibir qué es lo que te gusta de tu apariencia, y recuérdatelo. Hacer esto te puede llevar cierto tiempo y algo de práctica.

2. Cuando te descubras convertido en una persona que critica con fuerza lo que ve en el espejo, fuérzate a verte al revés. Y di con firmeza: Eres mi cuerpo y me gustas.

3. Rómpe el hábito de comparar tu apariencia con la de los demás.

4.No cuestiones o critiques la apariencia de otras personas.

5. Aprende a vertirte cómodamente, antes que a la moda.

6. Cuando conozcas a alguien céntrate en algo concreto, al margen de tu apariencia. Esfuérzate por ser una persona interesante, atenta, ingeniosa, empática y que sabe escuchar.

7. Preste atención al modo como los medios de comunicación de masas presentan a los hombres y a las mujeres que influyen en tu propia imagen. Huye de aquellos medios de comunicación que te hacen sentir mal con tu cuerpo y tu aspecto.

8. Elogia a tus amigos y amigas por otras razones que no sean su apariencia física.

9. Aprende a valorarte por otras cosas al margen de la apariencia. Guarda memoria de tus éxitos y recuérdatelos a menudo.

10. Desarrolla otros intereses al margen de tu apariencia. Céntrate en habilidades o actividades que no tengan nada que ver con tu apariencia.

Volver al índice


Síntomas
Evolución
Peligros
Teorías sobre causas (etiología)
Tratamientos

Historias

Contribuciones y comentarios:

pedromendozachadid@hotmail.com /eduposad@terra.com.co

Pedro Mendoza-Chadid, Eduardo Posada-Hurtado © Copyright 2001.© Las Ilustraciones han sido tomadas de varios portales en Internet y revistas. Estas han sido adecuadas por Pedro Mendoza-Chadid. © Última revisión: noviembre de 2001© Última modificación de la página: 15 de noviembre de 2001